20





Todo eso que dejamos para luego y que el estío debería solucionar con la subida de temperaturas, la bajada de bioritmos y el tiempo libre, aunque no siempre ocurre como creíamos, pero es hora de enfrentarse a ello, sea lo que sea, inclusive los libros que no tuvimos tiempo de leer, las llamadas que no hicimos, aquello que no dijimos y los papeles que inundan escritorios y habitaciones desde el pasado noviembre y que ya es hora de ordenar. Fundamentalmente es el tiempo del descanso, sobre todo aquí, donde de vez en cuando nos atrapan los 40º mientras el telediario nos dice, un año más, que este es el verano más caluroso en una década. 
Agosto, el mes en el que Mostoles se traslada a la costa y Valencia parece el parque sindical, repartido entre modernos con pretensiones en cualquier festival que se precie, chonis de todas las clases, y quieroynopuedo en barcos, alguno que otro aun sigue con las consigas invernales de obreros del siglo XIX, aunque la mayoría descansan y dejan descansar incluso de esto.  
  

Pdta: especial agradecimiento a Paula por posar, y por todo lo demás.



1 comentario:

  1. Loved your blog so much! I'm following it now with bloglovin! xx

    ResponderEliminar

Thanks!